Skip to main content

Olmos con grafiosis

Se ha comprobado, en colaboración con el departamento de jardinería de este Ayuntamiento, como los ejemplares de olmo distribuidos por los diferentes jardines del municipio se encuentran en mayor o menor medida afectados por grafiosis.Los individuos afectados presentan a simple vista un aspecto amarillento, con algunas ramas puntisecas y otras con hojas pardas y abarquilladas. En el interior de las ramas aparecen unas líneas o manchas de color pardo-negruzco correspondientes a los vasos conductores afectados y obstruidos por el hongo y, sobre el tronco y la corteza, en la cara de contacto entre ambos, se observan una especie de grabados realizados por el insecto transmisor de la enfermedad.

Este insecto es un pequeño coleóptero, de tan sólo 4-6 mm, denominado vulgarmente barrenillo del olmo (Scolytus scolytus, Scolytus kirchi y Scolytus multistriatus), que se instala sobre las yemas más tiernas, las roe y daña irreversiblemente. Los huevos los deposita la hembra en galerías excavadas entre el leño y la corteza (grabados) y, posteriormente las larvas recién nacidas roen el leño en galerías perpendiculares a la materna, transformándose en pupas y saliendo al exterior, ya en forma adulta, por un orificio.

El verdadero agente infeccioso es un hongo (Ceratocystis ulmi), semiparásito, que segrega unas esporas tóxicas causantes de la enfermedad. Se desarrolla en los vasos conductores de la savia, ayudándose de su circulación para difundirse por todo el árbol. Se producen dos efectos principales; obstrucción de los vasos conductores y envenenamiento de las hojas, debido a lo cual, el árbol acaba muriendo.

Los árboles que presentan más de un 20% de su copa afectada se consideran insalvables y deben ser eliminados. No existe ningún tratamiento que pueda recuperarlos.

Por tanto se va a proceder a la tala de ejemplares afectados y a su sustitución por otras especies que proporcionen sombra y que sean más resistentes al ataque de plagas.

NULL